Marketing móvil… ¿Estamos preparados?

Todos los días vemos y vivimos a nuestro alrededor el papel que el dispositivo móvil ha adquirido en nuestras vidas. Desde que despertamos con el sonido de la alarma de nuestro móvil, hasta que nos volvemos a la cama a dormir, echando un último vistazo nuestro correo electrónico, agenda o whatsapp y, volvemos a conectar la alarma, ¿Habéis pensado cuantas veces miramos la pantalla de nuestro teléfono móvil?

En momentos de ocio, de espera o mientras viajamos en transporte público, leemos nuestros mails, consultamos las noticias del día, entramos en nuestras redes sociales, compartimos nuestras fotos, nuestros links, escuchamos música o visualizamos los mejores vídeos del programa televisivo que se emitió la noche anterior. En momentos de prisa, buscamos ese restaurante, tienda o establecimiento que necesitamos cercano a nosotros. ¡Con un solo clic llamamos, reservamos y todo queda listo! Mientras compramos, consultamos nuestro móvil para comparar precios, ofertas o promociones. Nos desplazamos si con eso accedemos a una oferta más competitiva, en el justo momento de la compra.

Cuando viajamos, consultamos el horario de nuestro tren o avión, y accedemos a nuestro asiento mostrando un código QR que previamente hemos descargado en nuestro móvil. No fue necesario imprimir papeles. En casa, nuestro móvil está con nosotros, a nuestro lado, mientras consumimos otros medios como la TV, la Radio, la Prensa, y nos permite acceder a más información sobre el contenido que en ese momento estamos consultando o consumiendo. Estos son solo algunos de nuestros hábitos que a diario y casi sin darnos cuenta realizamos con nuestros dispositivos móviles, smartphones y/o tabletas.

Ya se habla de una nueva adicción, La nomofobia “los jóvenes necesitan estar físicamente junto a su teléfono móvil, y declaran, incluso, que no pueden salir de casa sin él. Si lo pierden o se les rompe, se sienten frustrados, enojados y aislados” Estamos conectados permanentemente y atentos a cualquier evento que tenga lugar a través de nuestro móvil: llamadas, mensajes, sonidos o avisos.

Y es esta vinculación que tienen los usuarios con su dispositivo lo que ha hecho que seamos el target perfecto para anunciantes. Además la alta penetración en España donde hay más dispositivos móviles que habitantes, amplía el universo de posibilidades del móvil como receptor de acciones de marketing. En este entorno nace el marketing móvil – un conjunto de acciones y formatos diversos pero con el denominador común del móvil como soporte.

Con todo esto, hablar de Marketing y Publicidad Móvil no es hablar de un marketing del  futuro, es hablar de un presente que es el día a día en nuestras vidas. Ya no es necesario apoyarnos en estudios de mercado, porcentajes y cifras que nos abran los ojos a una realidad que vivimos y tenemos en nuestro entorno.

Ante esta realidad, las empresas no pueden, no deben cerrar los ojos y obviar los cambios tecnológicos que se están produciendo en torno a este medio y, sobre todo, cómo los usuarios estamos modificando nuestros hábitos de comunicación. No me dirijo a grandes marcas y organizaciones, me dirijo a cualquier tipo de empresa o negocio, porque el móvil está en la mano de todos y todos somos clientes potenciales.

Sería un error  permitir que esos clientes potenciales no puedan acceder a nuestra información cuando no están cerca de nosotros y se encuentran en movimiento, ni podemos dejar pasar la oportunidad de comunicarnos con ellos a través de una nueva pantalla. Estamos cambiando nuestras costumbres, nuestros hábitos, cambia la tecnología, cambian los hábitos de compra y las empresas deben adecuarse a estos cambios. ¿Cómo? Todo depende del objetivo de esa pequeña, mediana o gran compañía.

Los modos de interactuación entre usuario y empresa o negocio son múltiples y tantos como la tecnología móvil permiten. Pueden hacerlo a través de un site móvil, mensajería, una aplicación, redes sociales, juegos en el móvil, comercio, códigos QR… El reto no es del marketing móvil, sino de las empresas y negocios; el reto es adaptarnos lo antes posible a este cambio.

Las claves: desarrollos sencillos, buenas ideas y contenidos adaptados al medio. Todo esto, unido a la capacidad de localización y posibilidades de comercio, hacen del móvil un medio como pocos para crecer en nuestros negocios. Los móviles permiten una segmentación que no permiten otros medios. Pero el éxito del discurso no solo está en manos de la selección de la audiencia, sino en la adaptación de contenidos. Pensemos en nuestro negocio, pero antes pensemos en lo que nuestro cliente o potencial cliente espera de nosotros.

Pero, el medio móvil no se puede ver como un medio aislado a la hora de pensar en la estrategia de nuestra marca o negocio. La integración de este medio con el resto de medios, digitales y tradicionales, es imprescindible si queremos obtener una mayor rentabilidad de nuestra inversión.

Ningún medio en la historia ha crecido tanto en tan poco tiempo, ha cambiado tanto nuestras vidas y nos ha ofrecido tantas posibilidades como lo hace el teléfono móvil.

Solo cabe una pregunta…. ¿Estamos preparados?.

Cristina Recuero Barrios
Presidenta de MMA Spain & Head of Mobile Marketing Vivaki

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s